logo

El arte del networking

Seamos sinceros, emprendimiento y networking son un tándem inseparable. Puede que te guste más o menos o que se te de mejor o peor, pero lo que está claro es que si has decidido embarcarte en la aventura de ser emprendedor, tarde o temprano tendrás que conocer el arte del networking.  Como es probable que a algunos os asuste la idea o simplemente no sepáis por dónde empezar, este post pretende daros unas claves básicas para empezar a dominar el networkeo.

Lo primero  que tienes que tener claro es que deberás hacer un networking online y offline al mismo tiempo. Vayamos paso a paso:

Networking online

Las redes sociales son el arma más potente para el networking online y a través de ellas, deberás trabajar tu branding personal. Por un lado, seguir madurando el branding de tu empresa en estas plataformas pero por otro, desarrollar y potenciar tu propia marca. ¿Por qué? Porque detrás de una empresa siempre hay una persona y queremos saber la historia detrás del que capitanea el barco.

Una cuenta en Linkedin es el primer ladrillo para construir ese branding personal, pero no te conformes con crearte un perfil chulo, sé activo en esta red: únete a grupos que tengan que ver con tu negocio, participa en las discusiones, conecta con profesionales que te interesen y publica artículos de relevancia en tu timeline.

Existen además muchas redes sociales verticales a las que deberás unirte dependiendo de tu experiencia profesional. Por ejemplo, si eres diseñador, debes de tener tu perfil en Domestika; si eres freelance, únete a Nubelo. Aunque es verdad que ésta última es más una plataforma de empleo que una red social, la herramienta permite crearte un perfil bastante profesional donde podrás publicar tus proyectos y hacer un networking que va directo al grano: conseguir un proyecto nuevo.

Deberás apoyarte también de las otras redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) en lo que respecta a tu branding personal: cuida mucho lo que publicas y piensa en la imagen que estás proyectando, no olvides que hoy en día es muy fácil tenerte fichado.

Networking offline

Aunque los contactos 2.0 no se pueden obviar, las relaciones personales siguen siendo claves a la hora de cerrar acuerdos y generar vínculos de confianza entre cliente y proveedor. Al final, el cara a cara juega con una gran ventaja que la red no ha podido traspasar: esa conexión que surge cuando conoces a alguien personalmente y que inevitablemente acelera todas las relaciones profesionales.

Para triunfar en este tipo de networking deberás tomártelo como parte de tu trabajo y empezar a asistir a ferias, eventos, ponencias, charlas, cursos, congresos, masterclasses…de verdad, que todo (si es de calidad) vale, nunca sabes dónde te vas a encontrara a tu próximo cliente.

Algunos eventos o asociaciones que puedes apuntar ya en tu agenda son:

Por otro lado, en este tipo de networking los espacios de coworking juegan un papel fundamental: al final son lugares de trabajo que compartes como muchos profesionales de diversa índole que pueden necesitar tus servicios . Así que empieza en casa y relaciónate con los #goworkers: desayunos, cañas, findes rurales….¡Conecta con tu comunidad!

Por: Laura López

  • Share

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *